Colegio de Magistrados y Funcionarios

Pedido del CMFS a la Corte y al Ministerio Público para el retorno a la actividad

A raíz de la posibilidad de que el Gobierno Nacional extienda la cuarentena, el Colegio de Magistrados y Funcionarios de Salta envió una nota a los titulares de la Corte de Justicia y el Ministerio Público de la Provincia en la que propone conformar un comité de crisis para evaluar la modalidad de retorno a la actividad, a fin de responder con la administración de justicia, un servicio escencial del estado de derecho, aún en circunstancias excepcionales como esta, y contribuir a la paz social

En la misiva, que fue girada a Guillermo Catalano y Mirta Lapad, la institución propone poner de nuevo en funcionamiento la Ciudad Judicial y el Ministerio Público sin presencia de público en general, ni operadores del servicio de justicia incluidos en grupo de riesgo, bajo un sistema adecuado de bioseguridad que los proteja.


Además, incluye la recomendación de prohibir el ingreso al edificio y dependencias del interior a personas no autorizadas, junto con la habilitación de líneas telefónicas, whatsapp, u otros medios tecnológicos que permitan al público en general gestionar turnos de atención, efectuar consultas y otras actividades ineludibles de realizar.

También, aconseja el establecimiento de horarios diferenciados de ingreso y egreso para evitar congestión en los accesos y en los espacios laborales, y la evaluación de la presencia de empleados en lugares de trabajo según las necesidades de cada repartición

Para los abogados, señala la propuesta que se podrían asignar días específicos de acuerdo a la numeración de sus respectivas matrículas para realizar trámites, a la par que se fomentarán los demás trámites por vía de correos electrónicos o por servicio de mensajería, lo que exigirá adecuar a esta situación inédita las normas procesales.

En este contexto, plantea la suspensión de plazos en todo expediente que no fuere expresamente habilitado y exhorta al uso de herramientas tecnológicas en la celebración de todo tipo de actos que resulten compatibles, entre ellos audiencias, y la digitalización por medio de escaneo de los expedientes y presentaciones –refrendadas por las partes en cada causa-, al igual que la remisión de actuaciones vía electrónica y excepcionalmente vía física a los magistrados y funcionarios en situación de riesgo impedidos de concurrir.

Por último, insiste en el pedido de un sistema que permita almacenar la información digital, junto con la puesta en funcionamiento de una metodología de pago electrónico para todos los fueros.